ARQUITECTO Díaz Infante Núñez

 
 

La obra de Juan José Díaz Infante Núñez (México 1936-2012) evolucionó a partir del estudio y la reflexión sobre las estructuras arquitectónicas y los materiales hasta concebir la teoría de la Kalikosmia (del náhuatl Calli, casa y Cosmia, del cosmos). La Kaliskomia se fundamenta en que a menor materia, mayor velocidad, lo que es igual a más espacio en menos tiempo.

Propositivo, investigador, crítico e innovador, con la visión de que la arquitectura se acabó con el siglo XX y que después ya no hay nuevas formas o estilos, Juan José Díaz Infante afirmaba que había dejado de ser un arquitecto para convertirse en un diseñador de espacios y sistemas.


Su obra es más que clara: de grandes edificaciones pesadas evolucionó a edificaciones con menor peso y mayor resistencia. Su universo arquitectónico contempla la litósfera, la capa rígida de la Tierra, después la biósfera, con la flora y la fauna, luego la bardósfera, la edificaciones; y afirmaba que habría que cambiar hacia la habitósfera, un espacio en armonía con el entorno. Así la habitósfera se une a la noosfera, la atmósfera y la estratósfera, en donde encuentra, de alguna manera, algo parecido a su estilo, la Estación Espacial Alfa. 

Su compromiso al final de su carrera se centró en crear sin destruir y en crear sin afectar la tierra. Su teoría se fundamenta en el uso de las energías naturales, llegando al uso de los magnetos para lograr que las estructuras floten con la misma energía de la tierra, sin afectar su entorno.


De la arquitectura a la Kalikosmia, de los materiales al espacio

 

De los materiales al espacio

Crear módulos celulares partiendo de dimensiones sensoriales donde se desarrolle en equilibrio el fenómeno humano

Kalikosmia